MÉTODO FUE

¿Qué es el método FUE?

Es la técnica de microinjerto capilar actualmente más avanzada que existe. La técnica FUE (Follicular Unit Extraction = Extracción de Unidades Foliculares) es un método que consiste en la extracción  de agrupaciones de uno a cuatro folículos capilares de la zona donante, generalmente de la zona lateral y posterior de la cabeza donde el pelo genéticamente no está predispuesto a caerse, para posteriormente trasplantarlas a las zonas alopécicas. Las  unidades foliculares se extraen una a una con un micromotor equipado con un bisturí circular de menos de un milímetro de diámetro que no deja cicatriz, habiendo aplicado anteriormente anestesia local. Mediante esta técnica se puede trasplantar pelo de la cabeza a la barba, a las cejas, al bigote o a las patillas. Esta técnica es la más demandada mundialmente por sus espectaculares resultados, rápida cicatrización y recuperación. La técnica FUE es una cirugía menor mínimamente invasiva en la que el cirujano y el equipo que la realiza tienen una destreza espectacular para poder retirar las unidades foliculares intactas sin lesionarlas. El método FUE se realiza generalmente bajo anestesia local y no requiere hospitalización.

Pasos

Tras afeitar la cabeza, haber realizado junto con el médico el diseño de la zona receptora y haber administrado al paciente la anestesia local, el primer paso es la extracción de las unidades foliculares de la zona donante. Se realiza una diminuta incisión circular en la piel alrededor de una unidad folicular, esta se extrae directamente del cuero cabelludo, dejando un pequeño agujero abierto. Este proceso se repite, sobre la extensión de la zona donante hasta que el médico ha conseguido suficientes unidades foliculares para cubrir la región con alopecia. Las unidades foliculares se retiran con micro bisturís (actualmente con micro motor) de 0.5, 0.75, 0.80 ó 1.0 mm de diámetro según el número de pelos de la unidad folicular a retirar. Estas pequeñas perforaciones, de aproximadamente 1 mm de tamaño, se cerrarán en 48 a 72 horas cicatrizando aproximadamente en 15 días. Las unidades foliculares extraídas, se clasifican y conservan adecuadamente para asegurar su viabilidad en el momento de ser implantadas. A menor tiempo fuera del cuero cabelludo mayor  porcentaje de supervivencia de las unidades foliculares. El siguiente paso es preparar la zona receptora, en la que se realizan pequeñas incisiones en el cuero cabelludo usando un instrumento de aguja llamado Implanter.  Tras preparar las unidades foliculares, son introducidas una a una en los pequeños agujeros de la zona receptora en la que crecerán de forma natural los folículos implantados. La duración de la intervención dependerá del tamaño de la zona a tratar, pero puede oscilar entre 4 y 8 horas. El paciente abandonará la clínica al poco tiempo de finalizar la intervención, una vez el médico ha comprobado la total recuperación de este, pudiendo retomar su ritmo normal a las 24 horas de haberse realizado el mismo.

Resultados:

Hacia la segunda y tercera semana los pelos implantados e incluso algunos propios se irán cayendo. Comienza una época desalentadora ya que te verás incluso peor que antes de la operación. El crecimiento del cabello se observa a partir del tercer mes, pero los resultados óptimos del microinjerto capilar serán apreciados  a partir del sexto y octavo mes después de la intervención, siento los resultados finales hacia el doceavo mes. El resultado que se consigue con esta técnica es totalmente natural. La zona donante quedará sin ningún tipo de cicatriz porque no necesita ningún tipo de sutura, no quedará ninguna marca tras la intervención.

FUE con hojas de Zafiro

El método FUE, una de las técnicas de trasplante de cabello más modernas y precisas evoluciona hacía el uso de nuevos materiales como son las cuchillas de zafiro.

Las cuchillas están diseñadas para acelerar el proceso de recuperación gracias a la apertura de microcanales más pequeños en la zona receptora para el trasplante y por tanto mucho más rápidos en la curación.

Ventajas del uso de hojas de Zafiro en la técnica FUE:

  • Mayor dureza y un diseño milimétricamente afilado.
  • Minimización de la vibración a la hora de abrir el microcanal.
  • Permite una mayor densidad en los microinjertos y por tanto un resultado aún más natural.
  • Fase postoperatoria más cómoda para el paciente.
  • Recuperación del tejido más rápida en comparación con el uso de cuchillas de acero.

Vamos a empezar algo juntos
¿Alguna duda?

Plantéanos tus dudas, preguntas e inquietudes, te daremos respuestas para que la decisión sea lo más fácil posible. Y si quieres, puedes venir a vernos y te lo explicamos todo en persona.