Tal vez parezca una decisión importante pero en realidad consiste en un procedimiento mínimamente invasivo, de bajo riesgo y tiene muy pocas complicaciones, con lo cual, cada vez más personas optan por restaurar su autoestima e imagen mediante esta intervención. Sin embargo, vale la pena estar muy bien preparado para que no te sorprenda el proceso de recuperación. Analicemos detalladamente el proceso de extracción de unidad folicular (FUE) y a lo que sucede en las semanas y meses posteriores a la cirugía.

El día de la intervención

Se nota la forma de su nuevo cabello inmediatamente después de que se complete el trasplante de FUE, con los folículos implantados en su respectivo lugar. Es normal que haya cierta sensibilidad leve, dolor, enrojecimiento o hinchazón. Ese mismo día, recibirás asesoramiento postoperatorio sobre la mejor forma de cuidar su trasplante. Estas instrucciones pueden incluir dormir con la cabeza elevada o restricciones para lavarse el cabello o ducharse.

Día 1 del trasplante capilar

Este es un momento crucial para los resultados. Es el momento de quitar el vendaje del área donante y limpiar suavemente con un paño húmedo o una esponja la sangre seca. Los injertos trasplantados pierden las escamas en este momento, por lo que es muy importante que proteja esta área de cualquier irritación, golpes, rascado, etc. En este punto del procedimiento, No hay ninguna razón por la cual no se pueda hacer vida normal, como salir, ir al trabajo, etcétera, aunque muchas personas prefieren tomarse una semana más o menos. Si hay hinchazón, costra o enrojecimiento se sanará por completo en el plazo de 5 a 7 días, lo cual le da tiempo al trasplante para “reorganizarse”.

Los primeros 10 a 13 días

Hay que continuar cuidando los injertos recién trasplantados y seguir todas las instrucciones postoperatorias. En esta fase, el área donante ya habrá sanado, comenzando a crecer en la zona nueva nuevamente el cabello sin ningún tipo de dolor, hinchazón o enrojecimiento. Es posible que se forme una costra alrededor de cada nuevo folículo. Al final de este período, todas estas costras ya deberían haberse caído, y podrá ver claramente cómo se verá el área del trasplante, Cabe destacar, que el cabello que se ha extraído del área donante no vuelve a crecer, pero este se sustrae de una manera lo suficientemente bien distribuida, para que no se note de ninguna forma.

Semanas 2 a 3

Esta es la etapa que suele pillar por sorpresa a muchos pacientes desprevenidos. Alrededor de dos semanas más o menos después de la cirugía FUE, es posible que te dé un ataque al corazón al darte cuenta de que los cabellos recién trasplantados se están cayendo. ¡No entres en pánico! Esta es una parte normal del proceso de crecimiento capilar en el cual los cabellos viejos se caerán, pero las unidades foliculares permanecen totalmente intactas y comienzan a crecer nuevos tallos capilares nuevos. A partir de los 20 días se puede cortar con máquina el área donante.

Meses 1-4

Los próximos meses después de la cirugía FUE son el comienzo de la fase de crecimiento para sus cabellos recién trasplantados. En esta etapa, los nuevos trasplantes comenzarán a emerger de su cuero cabelludo como hebras más finas. Cualquier enrojecimiento o irritación en el área del donante también debería resolverse en este punto.

Meses 5-9

Durante esta fase, comenzará a notar una cantidad considerable de cabello que emerge del cuero cabelludo. Hacia el final de este período, el cabello comenzará a espesarse, y podrá cortar o peinar el cabello de la manera que elija. El área donante estará completamente curada por esta etapa. También resaltamos que antes de los 6 meses, no debes cortar el cabello injertado, solo se puede cortar con tijera a partir de los 3 meses.

9 meses después

En este punto, aproximadamente el 80 por ciento de sus nuevos cabellos crecerán y los resultados serán muy notables. Esta etapa del proceso le dará una clara indicación de cómo se verá su resultado final.

Un año después

En el primer aniversario de su cirugía FUE, su proceso de trasplante estará completo. Algunas personas pueden seguir desarrollando nuevos cabellos incluso después de un año, pero para la mayoría de los pacientes, la marca de un año representa el final del viaje. A medida que el cabello crece, proporciona una apariencia más completa, ya que aumentará el volumen de cabello en el área trasplantada. Después de un año, los pacientes que sufrieron una pérdida de cabello muy avanzada ahora pueden obtener otro trasplante de cabello para agregar densidad a la misma área que se trasplantó la primera vez.